Navegación del Post

Diseño Gráfico -

Las dependencias del diseñador

Existe una realidad en nuestra profesión, y es que el diseñador pocas veces será libre en el momento de producir.

En nuestra formación universitaria, equívocamente nos hacen creer que en el camino a ser un profesional la mayoría de las veces un problema de diseño será resuelto de manera lineal siguiendo un simple proceso proyectual.

Esa ilusión cuando uno llega a la práctica de enfrentarse un comitente real desaparece. Y ese es el momento de dejar demostrado si realmente hay madera para mantenernos en acción.

El diseñador no es libre en su oficio y dependerá de dos grandes columnas su desarrollo profesional. Una es la dependencia con el comitente o el empleador y la otra la dependencia a un programa medido en tiempo para alcanzar un objetivo.

Si los diseñadores no tenemos en mente estas dos pequeñas pautas, lamentablemente nuestra carrera se verá limitada a simples soñadores gráficos.

El diseñador es y será por siempre un comunicador, el cual debe resolver de la manera mas eficiente y correcta la necesidad de un determinado comitente.

La satisfacción de haber resuelto un problema de diseño específico, llegará luego de un arduo trabajo, de una correcta lectura de esa necesidad específica, de una mente clara, y una síntesis perfecta o ideal para dicho caso.


Fecha original de publicación: 2012-09-07

Comparte esta nota!