Navegación del Post

Diseño Gráfico -

El buen feedback

Muchas veces nos encontramos con problemas cuando llega la entrega de un proyecto y la respuesta del cliente no es la que justamente deseábamos escuchar.

Sólo pensar en volver a empezar, volver a crear y replantear muchos criterios de diseño, hace que perdamos la calma y la energía en ese proyecto en particular.

Los diseñadores debemos entender que nuestro mundo, no es el mismo que el del cliente y que, a fin de cuentas, sólo le estamos prestando un servicio gráfico. Nuestro gran obstáculo profesional es que la mayoría de las veces nos involucrarnos en la piel de un proyecto, y eso no es bueno para nuestra salud creativa.

Es por esto que es importante generar un feedback continuo con el cliente para saber reconocer los errores, aceptar las críticas negativas y tomar todo en su medida con calma, de manera que cualquier respuesta o resultado, no afecte nuestra vida personal, no nos genere un bloqueo mental o una gran perdida de energía.

Hay que animar al cliente, aunque esto duela, a que nos otorgue una valoración sincera de nuestro trabajo de diseño. Crear un ambiente en el que el diseñador y el cliente se sientan cómodos al hablar de un proyecto, es de suma importancia ya que a veces las heridas en el proceso de un trabajo de un diseño pueden conducir a excelentes soluciones.

Si el trabajo no cumplió con las necesidades del cliente y fracasa, puede ser que perdamos ese cliente y obtendremos un final desafortunado para todos.


Fecha original de publicación: 2012-08-06

Comparte esta nota!